Una semana de trabajo cumplieron los aurinegros en Las Rosas, ya con la incorporación del técnico Germán Corengia. Los jugadores de Coquimbo Unido muestran su alegría por el retorno a las prácticas. Los aurinegros que ayer cumplieron la primera semana de trabajo, esta vez bajo las órdenes del cuerpo técnico que lidera Germán Corengia, (ya cumplieron con la cuarentena), comienzan a mirar hacia adelante con el objetivo de ir superando las fases hasta que puedan estar todos juntos en la misma convocatoria. Los primeros siete días en el complejo Las Rosas, han permitido a la plantilla sesionar por grupos con el distanciamiento físico establecido, realizando trabajos de acondicionamiento y contacto con el balón. Las siguientes etapas, quizás cuando inicien la tercera o cuarta semana, podría permitir que los grupos se amplíen a unos 15 futbolistas por cancha, aunque esa condicionante está relacionada con las alertas sanitarias que establezcan las autoridades. Para el jugador Joe Abrigo, el hecho de estar de retorno en la cancha, es una buena señal luego de permanecer cerca de un centenar de días, entrenando en sus respectivos domicilios, “es una experiencia totalmente nueva, una metodología de trabajo diferente que se ha adaptado a esta fase de regreso”. El zurdo se muestra esperanzado en  aclimatarse rápidamente a esta nueva estructura, “debemos adaptarnos lo más rápido posible, lo estamos haciendo bien en esta vuelta, nos hacía falta, ojalá podamos seguir, no es lo mismo correr en casa, que en la cancha”, sostuvo al equipo de comunicaciones del elenco porteño.