Tanto el rubro agrícola como el de crianceros ven con optimismo el invierno que acaba de comenzar en el ámbito de las precipitaciones.

Un total de 6.1 milímetros fueron los que cayeron durante la jornada de este martes en la comuna de Vicuña, precipitaciones que habían sido anunciadas y muy esperadas por agricultores y crianceros del Valle del Elqui, considerando la sequía que nos afecta en la zona desde hace más de una década.

Estos milímetros se suman a los 1 21.5 mm de agua de hace algunos días, lo que hace bastante más auspicioso este 2020 en tema hídrico, con nieve también en la cordillera, pero lejos aún de un años normal en cuando a precipitaciones.

Para el agricultor de la localidad de Peralillo, Nilo Alcayaga Mena, el agua, pese a q es poca, es esperanzadora para un área productiva de la zona que ha estado muy afectada por la sequía y también por otros factores. “Feliz, es una bendición de dios, es lo mejor que nos podía estar pasando a la agricultura, a nosotros nos cuesta mucho regar, tenemos que estar invirtiendo en riego tecnificado, pese a ello, igual es difícil. Es esperanzador, sabemos que también ha caído nieve, poquita, pero creemos que seguirán cayendo, eso esperamos todos”.

Visión similar tiene el criancero Martín Arias Alcayaga, quien asegura que este tipo de situaciones climáticas lo llenan de alegría y también se esperanza, considerando que está comenzando el invierno. “Cualquier agüita que caiga es bienvenida, pues no tan solo el agricultor y criancero se ven beneficiados, sino que todos, e agua es vida, tenemos con esas lluvias la tranquilidad y la esperanza de que este año sea mejor que los anteriores”.

El alcalde de Vicuña Rafael Vera expresó que si bien en la región la sequía ha visto durante años, siempre es bien recibida cierta cantidad de agua y nieve aunque sea poca, “Es una esperanza, después de tanto esperar un año con agua, ahora lo estamos viviendo y eso nos deja muy contentos. Esto sirve para proyectar la agricultura, un área productiva tradicional del Valle del Elqui. Pero también es esperanzador para los crianceros y también nos hace pensar en el futuro del turismo, pues el agua caída nos permite tener un hermoso paisaje y mantener de muy buena forma nuestros valles, la sequía es el antónimo a todas aquellas situaciones de desarrollo que puede tener nuestra comuna, por eso la recibimos de tan buena forma, con felicidad y esperanza en lo que viene”, relató el alcalde de Vicuña y Presidente de la Asociación de Municipalidades Turísticas de Chile.

Finalmente, el meteorólogo del Centro de Estudios Avanzados en Zonas Áridas, Luís Muñoz, adelantó que existe un nuevo pronóstico para el inicio de la próxima semana en la Región de Coquimbo. “Se esperan por lo menos entre 10- y 30mm el lunes 29 de junio, siendo las más abundantes en el sur de la región”, anticipó el profesional del CEAZA.