( Chilevision. Cl ) El Ministerio de Bienes Nacionales realizó un catastro de más de 13 mil casos de ocupaciones irregulares en terrenos fiscales. El titular de la cartera, Julio Isamit, aseguró que 4 mil de aquellos casos ya se han resuelto.

Más de la mitad de la superficie total del territorio chileno es administrado por el estado. Es decir, el 53% de Chile es del fisco.

Eso equivale a 46 millones de hectáreas que pertenecen a todos los chilenos y, por lo tanto, tenemos que administrarlo bien”, agregó Isamit.

El ministro añadió que “una de las maneras de poder hacer gestión territorial, es poder darle a los privados, fundaciones o agrupaciones, títulos para poder usar los terrenos fiscales”.

Cualquier persona puede presentar un proyecto realizable para utilizar estas propiedades fiscales, ya sea por un arriendo, concesión o venta del mismo.

Así lo hizo la Fundación Educativa de Desarrollo Económico y Social (Fedes), quienes hace cinco años postularon para adjudicarse el uso de una construcción ubicada en la comuna de Lo Espejo, a un costado de la ruta 5 Sur.

Acá tenemos todo tipo de cursos, por ejemplo, corte y confección u oficios como garzones, barman o cocineros”, señala el presidente de Fedes, Steven Colon.

Debido al éxito del proyecto, el Ministerio de Bienes Nacionales prorrogó la concesión por 20 años más. “Es una concesión de largo plazo, gratuita, para que continúe este proyecto que tiene que ver con capacitación laboral para personas vulnerables”, declaró el ministro Julio Isamit.

La cartera que dirige Isamit ya ha recuperado más de 4 mil terrenos que estaban ocupados ilegalmente. El año pasado fue desalojado con Carabineros una construcción ubicada en Almirante Barroso caso al llegar a la Alameda, que era usada por jóvenes ocupa.

“Hemos resuelto 4 mil ya sea con el Consejo de Defensa del Estado o hemos recuperado el terreno y otros 8 mil nos queda en gestión respecto a la labor de nuestro Ministerio“, comentó el ministro.

Reportajes A Fondo de CHV Noticias visitó nuevamente el lugar constatando que otra vez el edificio fue ocupado ilegalmente.

Pero la tarea de recuperación no es simple. En Rengo hay otro ejemplo. La construcción de un pozo para la extracción de agua en un terreno que figura como propiedad de Bienes Nacionales ha causado polémica.

El Alcalde Carlos Soto señalo que “es muy grave que se ocupe un terreno fiscal sin las autorizaciones correspondientes”.

El Estado inscribió el terreno en el año 1996. Los particulares que ordenaron la construcción del pozo para la extracción de agua señalan ser los verdaderos dueños del terreno, exhibiendo una inscripción que sería del año 1987.

A nuestro parecer no pertenece al Fisco, sino que es de la Sociedad Agrícola Villa del Cobil Limitada”, señaló el abogado Rodrigo Guajardo.

Son los tribunales de Rancagua los llamados a dirimir en este caso y señalar si es el Estado el verdadero dueño del terreno o los particulares que se encuentran reclamando la propiedad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí