La mañana de hoy, se produjo la expulsión de 53 ciudadanos bolivianos, 31 hombres y 22 mujeres, quienes cumplían condena en la Región de Tarapacá, por los delitos asociados a la Ley 20.000, que sanciona el tráfico ilícito de estupefacientes y sustancias sicotrópicas.

El operativo que fue realizado por el Departamento de Migraciones y Policía Internacional Iquique (DEPI) de la PDI, en coordinación con la Intendencia, el Ministerio del Interior, logró la deportación de extranjeros cuyas edades fluctúan entre los 18 y 51 años.

El jefe de la región policial de Tarapacá, prefecto inspector César Cortés, comentó que “estos extranjeros se acogieron a un beneficio que les otorga el Estado chileno, amparado en la ley 20.603, artículo 34, la cual se basa en una pena sustitutiva que indica que toda persona extranjera que tenga una condena inferior a cinco años, se puede acoger al beneficio de conmutar su pena y acogerse a la expulsión del territorio nacional. Esto, coordinado con los Tribunales de Garantía de las regiones correspondientes”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí