La sequía que afecta a varias regiones del país ha comenzado a tener algunos efectos en el precio y calidad de frutas y verduras. Cítricos, sandías y melones han aumentado su precio y desde la Vega Central ya comenzaron a notar su efecto.

La sequía que azota a al menos seis zonas del país ha provocado que aumente directamente el precio de algunos productos como frutas y verduras y también su calidad.

Así lo reveló el IPC de noviembre, que se vio impulsado especialmente por el aumento de los valores del ítem Alimentos y bebidas no alcohólicas (1,3%), el cual registró alzas en cada una de sus clases, siendo las más importantes las frutas (10,3%) y carnes (1,2%).

Con la llegada del verano, las frutas son uno de los productos que más se consumen, pero con los altos precios y la sequía la situación podría cambiar. Por ejemplo, un melón puede llegar a alcanzar los $1.200.

Desde la Vega Central ya comenzaron a notar el alto precio de algunos productos como los cítricos, duraznos, sandías y melones van cada día al alza.

Además, las altas temperaturas están afectado la fisonomía de las frutas. Es decir, la forma, tamaño, calidad y dulzor, como ocurre con las cerezas que parecen deformes e irregulares. Sin contar que la mejor fruta viaja a otros mercados.

Otro de los alimentos altamente afectados son los choclos, los rendimientos ya no son los mismos. Por eso hay menos producción.

Un panorama que a pocos días de comenzar oficialmente el verano no es muy favorables en una época del año donde se esperan que las temperaturas alcancen máximas récord.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí