La región de Coquimbo se encuentra afectada por una grave sequía, la cual está dañando fuertemente los sistemas de Agua Potable Rural y la disponibilidad de forraje para el ganado caprino y a la economía familiar campesina.

Es por lo anterior, que el gobierno regional invertirá $65 mil millones para ejecutar el Plan de Emergencia Contra la Escasez Hídrica,  que contiene 3 ejes, 6 focos y 15 medidas que incluyen 68 iniciativas, de aquí al 2021.

Hoy estamos en una situación muy complicada en el país, pero debemos seguir trabajando en los requerimientos de la gente y la sequía es algo que no se detiene, que no toma pausas, por eso, hoy estamos presentando un plan que va más allá de un documento o una declaración de intenciones”, indicó Lucía Pinto, intendenta de la región.

Por su parte, el alcalde de Paihuano, Hernán Ahumada, mencionó que antes de reunirse con la intendenta no tenía muchas expectativas dadas las circunstancia social que vive la región y el país. “Quienes somos alcaldes de comunas pequeñas y rurales, estábamos preocupados de que con todo este estallido social la sequía iba a quedar un poco de lado“.

Sin embargo, su impresión cambió al conocer el plan con el que el gobierno regional busca enfrentar este problema. “Eso es lo que necesita la gente, los crianceros y agricultores de toda la región necesitan, son 68 medidas que en un corto plazo los van a beneficiar directamente“, aseguró.

Una de las iniciativas se concentrará en el aseguramiento de agua para beber. En base a esto, es que se espera la construcción del sistema APR de Atelcura, en Canela, que tendrá un valor de $538 millones; el mejoramiento al sistema APR Hurtado en El Chañar por $345 millones y la conservación, mantención y ampliación de 37 sistemas de APR que contarán con una inversión total de $2.850 millones.

Camilo Ossandón, alcalde de Monte Patria, señaló que aún quedan algunas preocupaciones en la “forma en que abordaremos los empleos de emergencia, porque tenemos un desempleo significativo en las zonas rurales”, pero también resaltó su alegría con algunas de las inversiones en sistemas de Agua Potable Rural, ya que “van a permitir asegurar mejores condiciones para el agua de consumo humano”.

Otras medidas que se espera implementar con este fondo son el fomento de la actividad agrícola y alimento para los animales; la capacitación y empleo y la entrega de bonos y créditos.