La demanda de reservas para los meses de noviembre y diciembre se proyecta en un 30%, mientras que en un año normal alcanza sobre el 70%, según las estimaciones del gremio del turismo como consecuencia del estallido social en el país.

También se espera una pérdida calculada hasta ahora de un 10% de fuentes laborales, que representa unos 37 mil empleos directos, y una reducción en el ingreso de divisas de US$938 millones.

A lo anterior se suman los millonarios perjuicios por concepto de lucro cesante, cancelación de eventos y daño directo de hoteles, restaurantes y casinos de juego que han sido vandalizados, además del gran deterioro de la imagen país en el exterior.

Este horizonte tampoco se ve muy auspicioso en 2020, según el gremio, ya que de continuar esta crisis se prevé una fuerte baja de la llegada de turistas extranjeros al país al menos durante el primer semestre.

En este complejo contexto, la Federación de Empresas de Turismo de Chile (Fedetur) junto a gremios nacionales de Hoteleros de Chile, Achet, Achiga y Chilesertur y regionales, está impulsando una fuerte ofensiva para levantar la actividad turística en Chile, a través de una campaña denominada “el 2020 me bajo un 20”, que incluye promociones durante todo el próximo año.

Ofertas que contemplan distintos beneficios. La del “2020 me bajo un 20” consiste en que las empresas de turismo ofrezcan un 20% de descuento sobre sus tarifas, mientras que el 3×2 apunta a un descuento en la tarifa, donde disfruten 3 personas y paguen 2.

El objetivo de la campaña es unir a la industria, colaborar en impulsar la demanda y crear conciencia de que las estrategias tácticas, mediante promociones y descuentos, es fundamental para atraer a los chilenos a que hagan turismo en el país.

El presidente de Fedetur, Ricardo Margulis, enfatizó que una de las formas de revertir el negativo impacto que está teniendo la actual crisis social en la industria turística, es lograr que en esta temporada alta que se está iniciando, los chilenos opten por recorrer el país y sus extraordinarios paisajes.

“Frente a lo que está ocurriendo en nuestro sector, no nos podemos quedar de brazos cruzados, y por lo mismo, como industria debemos actuar unidos y colaborar proactivamente para reimpulsar la demanda, que se ha visto fuertemente afectada desde el 18 de octubre pasado, y que tiene a muchas micro, pequeñas y medianas empresas del rubro con dificultades para mantenerse en pie”, puntualizó el representante gremial.

Margulis destacó que este programa de descuentos es otra de las medidas que está impulsando el sector para levantar la industria. “Hace algunos días nos reunimos con el ministro de Economía, Fomento y Turismo, a quien le presentamos un conjunto de acciones orientadas a reactivar la demanda, continuar con la generación de empleo y asegurar la liquidez de las empresas, entre otras, que nos permitan salir adelante en este complejo escenario que estamos viviendo”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí