Durante la jornada de ayer personal de Carabineros del Retén de Pichasca, en Río Hurtado, concurrieron a la localidad de El Chacay con la finalidad de dar cumplimiento a una orden judicial dictaminada desde Ovalle.

Una vez los efectivos llegaron al lugar se percataron que en una de las quebradas cercanas al domicilio de la localidad, se encontraron con 5 corrales adaptados con cierres entremedio de la vegetación y que en su interior se encontraban plantadas cerca de 350 especies vegetales de cannabis sativa.

A Carabineros le llamó la atención el hallazgo, ya que los corrales se encontraban con su respectivo sistema de riego para el desarrollo y producción en grandes cantidades.

Pero eso no es todo, ya que los efectivos continuaron con las diligencias del delito y procedieron a la fiscalización y registro del inmueble en cuestión, y en su interior encontraron otras 350 plantas de la misma especie pero éstas se encontraban en almasilleros.

Carabineros del Retén de Pichasca procedió a informar de los antecedentes al Ministerio Público y detuvieron al encargado del inmueble, incautando además, más de 700 plantas que fueron remitidas al Servicio de Salud de Coquimbo para su respectiva destrucción