Desbaratan la que sería la red de trata de personas más grande en Chile: Víctimas vivían incomunicadas

Entre los ocho aprehendidos se encuentra un profesor y sostenedor de un colegio.

SANTIAGO.- Como la red de trata de personas con fines de explotación sexual más grande en Chile fue definida por el Ministerio Público y la PDI el caso dado a conocer en las últimas horas.
Ello, debido a la cantidad de personas que habrían sido afectadas por la organización de carácter internacional. Hasta el momento, hay cerca de 30 víctimas identificadas.
Las diligencias se llevaron a cabo anoche en Temuco, Puerto Montt, Osorno, Los Ángeles y Santiago, concretándose por parte de detectives de la Brigada Investigadora de Trata de Personas Metropolitana (Bitrap) de la PDI el allanamiento de nueve domicilios, la detención de ocho personas, y rescate de diez mujeres de nacionalidad colombiana.

Investigaciones de la PDI por tráfico de personas se sextuplicaron entre 2013 y 2018

Chilenos que fueron acusados de trata de personas en Perú quedan en libertad

49“Fueron traídas a Chile por un fin específico que es la explotación sexual (…) vivían en una condición que no una esclavitud como algunos se pueden imaginar con barrotes, privadas de libertad, sino una esclavitud moderna en el sentido de que eran víctimas de coacción, amenazas”, señaló el fiscal jefe de Temuco, Alberto Chiffelle.
A las diez mujeres encontradas, añadió, se les había retenido los teléfonos celulares, viviendo estas en habitaciones monitoreadas permanentemente por cámaras de seguridad.
Así también, se mantenían incomunicadas de sus parientes en Colombia o de vínculos que pudieran tener en Chile, y eran amenazadas constantemente con la publicación de fotografías o su envío a familiares, o con denunciarlas a PDI para que fueran deportadas
De hecho, se constató la realización de falsos operativos, donde se les decía a las mujeres que los domicilios iban a ser allanados y que serían expulsadas del país, para obligarlas así a trasladarse de una ciudad a otra.
Chiffelle explicó que las víctimas -todas de la misma nacionalidad- eran captadas en su país, para luego muchas de ellas ser “traídas sin saber a lo que venían”.
“Algunas venían a ejercer labores como trabajadora de casa particular, algunas de modelo. Y a otras derechamente se les indicaba que venían a ejercer el comercio sexual, pero no en las condiciones que estaban acá”, acotó.
Por su parte, el jefe de la Bitrap, comisario Giordano Lanzarini, confirmó que uno de los chilenos detenidos en Osorno ejerce como profesor secundario y es sostenedor de un colegio. “Él era uno de los integrantes de la asociación ilícita, de la red de trata de personas. Era uno de los financistas en este caso”, precisó.
La investigación se inició en el mes de junio por la denuncia que realizaron ocho mujeres que escaparon. Se presume que el resto de las víctimas identificadas pudieron haber huido o encontrarse en otras residencias.

CÓMO OPERABAN

De acuerdo al ente persecutor, la investigación ha permitido establecer que la organización está operando, a lo menos desde los primeros meses del año 2019, principalmente desde Temuco.
El modo de operar era captar mujeres en Colombia, cuyas edades fluctúan entre los 18 y 29 años, encargándose de acompañarlas en todo el proceso de obtención del pasaporte, ofreciéndoles además a costear la totalidad del pasaje aéreo hasta Chile y todos los gastos que ello implique.

“”Algunas venían a ejercer labores como trabajadora de casa particular, algunas de modelo. Y a otras derechamente se les indicaba que venían a ejercer el comercio sexual, pero no en las condiciones que estaban acá”.

Fiscal Alberto Chiffelle.Por su parte, las víctimas debían comprometerse a pagar dicha suma a la organización -equivalentes aproximadamente a un millón y medio de pesos chilenos- a través de su trabajo.
Otros miembros, en tanto, se encargan de adquirir los pasajes aéreos y proporcionar una cantidad de dinero suficiente a las víctimas -mil dólares- para que ellas acreditaran una falsa condición de turistas al momento de ingresar a Chile y al momento de realizarse el control migratorio por parte de la PDI.
Una vez en Santiago, las mujeres eran recibidas y recepcionadas en el aeropuerto, trasladadas al terminal de buses capitalino, donde eran derivadas a las ciudades que son asignadas por los líderes de la organización -Temuco, Osorno o Puerto Montt-; privándolas al mismo tiempo del dinero que se les entrego para acreditar su condición de turista.
En algunas ocasiones se les privó transitoriamente de alguno de sus documentos identificatorios.
Los ocho imputados -seis chilenos y dos colombianos-, aseguró el persecutor, cumplían distintos roles, los que serán presentados durante esta mañana de este martes en el tribunal de garantía de Temuco para la audiencia de formalización.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí