Corrían las Fiestas Patrias del año 2018 cuando quedó el descubierto el brutal crimen -sucedido en Canela- que terminó la vida de José Del Tránsito Pérez de 89 años, a manos de un joven de 24 años de edad, quien además desmembró a la víctima. El homicida solía visitar la casa del adulto mayor durante su adolescencia.

En este contexto, recordó El Día, el próximo martes se cumplirán tres meses desde que fue suspendido el procedimiento penal sobre este caso, el cual era liderado por la Fiscalía.

PRESUNTA DESGRACIA

La víctima era muy activa en su círculo social, por lo cual su ausencia durante varios días generó preocupación entre sus cercanos; por lo cual éstos presentaron una denuncia por presunta desgracia. Fue así como Carabineros ingresaron al domicilio del anciano, encontrando partes de su cuerpo desmembrado envueltos en frazadas y cinta adhesiva, dentro de un bolso ubicado en el patio de la vivienda. La publicación indicó que más tarde personal de la PDI encontró el resto del torso de la víctima en el fondo de un pozo séptico, emplazado en los terrenos de una vivienda cercana abandonada.

Luego personal policíaco detuvo a Abraham González, quien había estado tiempo fuera del pueblo por un tiempo, pero que había llegado antes de las Fiestas Patrias y desapareció -sospechosamente- después del homicidio.

Finalmente el hombre fue detenido trabajando en un taller mecánico de la comuna de Mejillones en la región de Antofagasta.

AUDIENCIA

Durante la audiencia de formalización, la fiscalía dio a conocer el relato del joven, quien habría manifestado que su intención era vengarse por un hipotético daño sufrido en su adolescencia. Por ello, indicó, su intención era dar muerte a algunos carabineros, quienes se habrían burlado de sus problemas con el habla. Respecto al anciano, el detenido aseguró que éste habría abusado de él, cuando frecuentaba su casa a la edad de 14 años.

SUSPENSIÓN DEL PROCEDIMIENTO

El Día rememoró que el año 2011 fue sobreseído de otro proceso penal por el diagnóstico de “daño orgánico cerebral, psicosis orgánica, trastorno de personalidad orgánico y retraso mental moderado”.

Con este antecedentes sobre la mesa, el texto periodístico puntualizó que -en este contexto- surge la necesidad de nuevas pericias, las cuales podrían volverlo nuevamente inimputable.

Finalmente la publicación concluyó señalando que “el informe está en confección y será decisivo al momento de debatir si es o no inimputable y en caso de estar en sus facultades para continuar con el proceso penal, se retomará la tramitación ordinaria de la causa, con un juicio oral que determinaría su eventual condena”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí