( El Observatodo.) Luego de que se pospusiera la audiencia programada para ayer, debido a que el furgon de gendarmería que al imputado quedara en panne, durante la jornada de este miércoles finalmente se pudo realizar la audiencia de formalización de cargos en contra del imputado por el crimen de Eric Mansilla, vendedor de Reebok Mall Plaza La Serena que fue asesinado cuando intentaba impedir un robo.

El imputado, de iniciales O.A.L.M. (el tribunal prohibició a los medios dar a conocer su identidad, a petición de la defensoría), guardó silencio durante toda la audiencia, en la cual, la fiscal Patricia Campos, dio a conocer los relatos de los testigos que estuvieron durante la trágica tarde noche en que Eric Mansilla fue asesinado.

El relato de los hechos

Fueron varios los testigos que aportaron antecedentes para permitir la detención de O.A.L.M. e incluso tres personas estuvieron a punto de detenerle cuando el sujeto escapaba tras haber acuchillado en el cuello al vendedor de Reebok.

Segun los relatos, ese día el imputado llegó a la tienda de Reebok Mall Plaza La Serena y pidió buzos y zapatillas para supuestamente pagar, prendas avaluadas en $253.930. Luego de ser atendido por Eric le preguntó a este si la tienda tenia baño, y luego entregó una tarjeta cuenta rut que no correspondía. 

Tras ello, huyó rapidamente del local, siendo seguido por Eric, que había vuelto de bodega para continuar atendiendolo y hacer el cobro. En el trayecto los guardias del Mall también salieron en su persecución, pero finalmente no abandonaron el perímetro del centro comercial, siguendolo Eric en solitario.

Al llegar al sector de ruta 5, frente a Paris Home, el imputado cayó al suelo, siendo alcanzado por Eric, quien trató de arrebatarle las bolsas que el sujeto habia robado, momento en el cual el imputado extrae un chuchillo de 10 cms de hoja y le asesta una estocada en el cuello, que finalmente terminó con la vida de Eric.

El sujeto huyo, siendo perseguido a pie por tres transeuntes que lo persiguieron durante varias cuadras por la ruta 5. El imputado abordó un taxi colectivo, que ignorando la situación, lo trasladó algunos minutos hasta que otros taxis colectivos le hicieron señas para que se detuviese.

El conductor se detuvo y llegaron los tres transeuntes que le gritaron que se bajara y señalando “lo pillamos, lo tenemos”, y le gritaron al conductor que minutos antes el sujeto había apuñalado a un joven.

El sujeto, bajó del movil, pero en un descuido de quienes le perseguían, volvió a huir. Durante su escape se deshizo del arma homicida y ya se había desprendido de las bolsas de la tienda Reebok, depositando lo robado en un bolso, tipo “matutero”.

Luego hizo parar a una camioneta, señalando al conductor que había sido asaltado, para explicar la sangre en sus ropas, lo que fue creido en primer minuto por el conductor, que lo traslada nuevamente algunos metros, hasta ser nuevamente alcanzado por los transeuntes y taxis colectivos. Esta vez el imputado volvió a huir, pero logró perder definitivamente a sus perseguidores.

Detenido usando la ropa robada

Tras el trabajo investigativo de la PDI, se puedo fue detectado en Calama. Al momento de ser detenido por los efectivos policiales, portaba un buzo que fue reconocido como uno de los robados en la tienda de La Serena.

En el lugar donde se quedaba, estaba el resto de la mercadería robada.

120 días de plazo para investigar

Para el Ministerio Público, estos hechos constituyen un delito de robo con homicidio.  “Esa sustracción parte en la tienda Reebok, continúa en la ruta 5 norte y es ahí donde la calificación jurídica de robo con homicidio se produce porque el imputado ejerce violencia contra la víctima”, dijo la fiscal Patricia Campos.

La defensa en tanto apela a la irreprochable conducta anterior del sujeto y señala que en este caso no hay continuidad del delito que permita establecer la tesis de robo con homicidio, si no que concurren dos delitos distintos: Hurto Simple y Homicidio Simple.

Además la defensora penal pública que atiende el caso, Tatiana Barrientos, señala que el imputado tiene algun tipo de problema siquiátrico (habría tenido conducta suicida anteriormente), a que habría colaborado sustancialmente en la investigación (una vez que fue detenido) y que antes de llegar a esta audiencia fue agredido por otro interno en la cárcel, por lo que pidió que se tomaran los resguardos durante los 120 días de plazo que determinó el Juzgado de Garantía, que accedió a la petición de la fiscal de decretar prisión preventiva por constituirse como un “peligro para la seguridad de la sociedad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí