Su frustración por la nula respuesta hasta ahora de la Intendenta, Lucía Pinto, a una serie de medidas solicitadas por pescadores artesanales asociados a la FEPEMACH F.G. denunció el presidente de la entidad, Leonardo Ocares.

A través de una carta enviada a la Intendenta Lucía Pinto, el presidente de la Federación de Pescadores y Buzos Mariscadores Independientes de la III y IV regiones, FEPEMACH F.G. Leonardo Ocares, manifestó el malestar del gremio ante la nula respuesta entregada por la máxima autoridad regional al petitorio entregado en una reunión sostenida días atrás y en la cuál participaron además el Director Zonal de Pesca de la macrozona de la Región de Atacama y Coquimbo, el Director Regional del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura, el Seremi
de Economía y Abogados de la Intendencia Regional de Coquimbo.

En la ocasión, fue expuesta las problemáticas que afectan a las Caletas de Pescadores artesanales de El sauce, Rio Limarí, La Cebada, Sierra, Pto. oscuro, Cascabeles, Totoralillo Sur, Algas del pacifico y Pichidangui.

Entre las temáticas abordadas en 11 puntos, se encuentran arreglo de caminos de acceso a las caletas rurales; Ley de caletas y su reglamento; Problemática de Caleta Sierra y su actual juicio que lo mantiene con orden de desalojo; propuesta de bono para los algueros; INDESPA, puesta en marcha y funcionamiento regional; Proyecto de acuicultura para la diversificación productiva de las caletas que trabajan con FEPEMACH F.G.; Reglamento de acuicultura en áreas de manejo; Integración al Decreto N°240 de Caleta El Sauce y Caleta Rigo; Convenio regional GORE-FFPA y GORE-FAP, entre otras.

“El resultado de esta reunión fue el compromiso de las autoridades antes nombradas, a consultar y gestionar cada uno de estos puntos en pro de la pesca artesanal. Estos son temas de suma importancias para nuestros asociados. Sin embargo, el compromiso adquirido por las autoridades regionales no se cumplió, pues no tuvimos respuesta sobre las gestiones y/o consultas hasta mediados de junio, donde nos informan que el día 5 de julio, se realizaría la primera mesa de trabajo”, afirma Leonardo Ocares.

Agrega que llegada esa fecha, en las dependencias de FEPEMACH F.G. se celebró una reunión con la presencia del nuevo Seremi de economía Pablo Chacón, a quien lo contextualizaron sobre los puntos antes mencionados en presencia también del Director Zonal de Pesca de la Macrozona de la Región de Atacama y Coquimbo, la Nueva Directora Regional del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura y la Asesora Jurídica Regional Ministerial de Hacienda de la Región de Coquimbo y la directiva de FEPEMACH y los representante de las caletas artesanales que trabajan con ésta.

Sin embargo, el resultado de esta esta mesa de trabajo no fue el esperado, debido a que las autoridades no tenían respuestas o avances que entregarnos sobre los puntos antes expuestos. Es así como el SEREMI de Economía en esta misma reunión se compromete a dar respuestas concretas a la solicitud del bono para los Algueros, la problemática de caleta sierra y la creación de un comité intersectorial para dar el puntapié inicial a la ley de caletas, todo esto para el día 5 de agosto del año en curso, sin embargo, aún no tenemos respuesta alguna” enfatizó e presidente de la Fepemach.

Ante esta nula respuesta, Ocares sostiene que “todo lo expuesto anteriormente nos da a entender que, para el Gobierno Regional, el sector pesquero Artesanal no es prioritario y nos hemos dado cuenta además que se ha trabajado en desmedro de la Región de Coquimbo, como por ejemplo la propuesta sobre la conformación de una mesa de trabajo entre el Gobierno Regional, La Pesca Industrial y La Pesca Artesanal para trabajar sobre la perforación de la franja de mar territorial de 5 millas náuticas que aun no se obtiene respuesta”.

Ante ta situación, la Federación de Pescadores Artesanales y Buzos Mariscadores Independientes de la III y IV Región del País FEPEMACH F.G. y sus asociados “manifestamos nuestro enojo al constatar el bajo nivel de compromiso que existe con nuestro sector Pesquero Artesanal” precisa el dirigente de la pesca.

Ley de Caleta inactiva

Leonardo Ocares, va más allá en su reclamo, señalando que no entiende porqué aún no se ha puesto en marcha la Ley de Caletas, aprobada hace dos años  y que cuenta con un presupuesto asignado de alrededor de 740 millones de pesos para que Bienes Nacionales procediera a diseñar o expropiar terrenos para poder desarrollar proyectos de mejoramiento en las caletas.

“La molestia es esa, conociéndose los graves problemas que tenemos en las diferentes caletas de la región especialmente rurales, no se ha dado una solución concreta. Entonces, lo que decimos, es que las autoridades de Gobierno, están mintiendo o simplemente no tienen la voluntad para que esto se implemente”, precisa Ocares.

Es por ello que fijaron hasta el 5 de septiembre como plazo para encontrar algún canal de conversación que  les permita buscar una solución. De lo contrario, entrarán en un proceso de evaluación. “Los pasos a seguir pueden ser dos, no recibir a las autoridades en las caletas o simplemente tomar acciones más radicales. Nosotros creemos que nuestra Intendenta, que es la cabeza de la región junto con la Dirección Zonal, que es la Subsecretaría de Pesca en regiones, ellos son los encargados de la pesca artesanal e industrial, no hay otros. Si ellos n son capaces de diseñar, se hacer avanzar esto, entonces nosotros en estos momentos no tenemos un interlocutor válido”, puntualiza.

El problema grave se acentúa por ejemplo en cerca de 1.500 a 2.000 mil familias de pescadores algueros, “tema que expusimos a la Intendenta en marzo de este año, fundamentalmente por el bajo precio que está teniendo esta materia prima y ,en este año de sequía que estamos teniendo, la afluencia de personas va a ser mayor y es por ello que hemos solicitado un bono para atender a este segmento productivo. Recordar que hay bonos para los merluzeros, tripulantes, industria, en el sur para la gente de la marea roja, para quienes trabajan en el pelillo, entonces decimos porqué nuestra región nunca ha tenido ese tipo de ayuda. A modo de ejemplo, un kilo de huiro negro llegó a 300 pesos el kilo, hoy está a entre 120 a 150 pesos seco, antes se vendía húmedo. Esa gran caída que tuvo el precio por supuesto que merma tanto la economía de los pescadores como también el recurso sufre, ya que para subsanar la pérdida se extrae mucho más”, enfatiza finalmente el presidente de la FEPEMCH, Leonardo Ocares.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí