( Diario Laregion.cl ) Bomberos asegura que no tiene deuda como institución, ni bancarías ni con terceros…
Lo que tienen, afirma Ángelo Pizarro, Superintendente del Cuerpo de Bomberos de La Serena, es una carencia de 4.777 millones, en 218 uniformes completos, 8 cuarteles y 8 carros. «Y cuando hablo de cuarteles, son nuevos, no que me construyan una mediagua, porque ya las tenemos», advierte.

Las carencias que viven los bomberos en el país no son de ahora. Sino que de años. Y La Serena no es la excepción. Ellos, aseguran, sobreviven. Por eso su cuartel general está en venta. Noticia que, por cierto, causó conmoción en la gente, en los jóvenes, que incrédulos se preguntaban: ¿Y dónde nos vamos a juntar ahora si se vende, ah?

Y broma no es. Porque quienes más presión sostienen con las carencias materiales son los propios bomberos de las ocho compañías que existen en la comuna. Y son ellos, conscientes de que continuamente están liderando intervenciones de riesgo basadas en herramientas que bien pueden fallar.

«Nosotros no tenemos una deuda como institución, ni bancarías ni con terceros, pues tenemos todos los compromisos al día. Pasa que estamos sobreviviendo con lo que tenemos, que no es mucho, y es una realidad que todos los bomberos en Chile tienen. Lo que tenemos es una carencia, porque esto se arrastra desde hace muchos años, debido a que el Cuerpo de Bomberos no ha tenido los recursos necesarios para poder tener un estándar como corresponde, y lo que hemos contado es que existe una carencia de más de 4 mil millones, y para eso es que estamos trabajando, haciendo proyecciones, también campañas, como lo que tenemos ahora con Aguas del Valle», afirma Ángelo Pizarro Saavedra, Superintendente del Cuerpo de Bomberos de La Serena.

Asegura que como institución sin fines de lucro «no trabajamos con los bancos para efectos comerciales, sino que lo único que tenemos es una carencia económica, y es la misma que tienen todos los bomberos de Chile, ¡no es nada extraño! Ahora, claro, estamos alzando la voz para comprometer a la comunidad de La Serena, pero es una carencia que existe desde hace mucho tiempo, y es más, si me pregunta el por qué tiene una razón histórica, es debido a que los bomberos cuando nacieron en Chile estaban conformados por personas de la clase alta, pero con el tiempo esas personas se alejaron de la institución y quedó la clase media, los obreros que aportan con el trabajo…».

Auditorias desde el Ministerio de Interior

La suma en sí, reconoce Pizarro, es de «4.777 millones de pesos, que lo proyectamos en 218 uniformes completos, 8 cuarteles y 8 carros, que es lo básico y lo óptimo. Y cuando hablo de cuarteles, son nuevos, no que me construyan una mediagua, porque ya las tenemos. Tienen que ser cuarteles con edificación, regularizados. Lo que pasa es que siempre se construye algo provisorio, pero en Chile eso termina convirtiéndose en definitivo, entonces lo que tenemos como cuarteles de bomberos son solamente alternativas que se construyeron hace diez años, como el cuartel de la Tercera Compañía en el sector de La Antena, que es una edificación de los años sesenta y que anteriormente pertenecía a Carabineros, y nunca se ha podido desarrollar un proyecto en ese lugar por la faltan de los recursos económicos».

Una de las cosas que afirma Pizarro, uno de los superintendentes más jóvenes en el país, es que «como bomberos todos los años nos auditan desde el Ministerio del Interior y hasta el año pasado así ha sido, puesto que soy yo quien tiene que entregar las cuentas y, créame, están en orden. Es más. Si no rendimos esas cuentas no nos entregan recursos durante el año, por lo tanto la carencia de esos más de cuatro mil millones son equipamientos, uniformes y vehículos nuevos. Es una carencia de equipos que necesitamos, son una necesidad y no lo vamos a solucionar el día de mañana».

De todas formas, Pizarro y el resto de los bomberos de La Serena esperan que la campaña con Aguas del Valle, donde a través de la boleta de pago cada persona pueda aportar desde mil pesos de manera mensual y voluntaria, pueda resultar. Y claro, porque «si nos vamos a las cifras duras, replicando lo que se hizo en Rancagua, al año reciben cerca de 600 millones de pesos por la campaña. Así que si la nuestra resulta acá en la Serena, claramente no tendríamos problemas en lo económico, porque son dineros que nos entregará Aguas del Valle mensualmente a nuestras cuentas y nosotros la vamos a distribuir en las compañías inmediatamente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí