“La baja de las tasas de embarque es una muy buena noticia, especialmente la de los vuelos domésticos, ya que Chile pasa de tener una de las más caras de la región a unas con valor promedio respecto a los demás países”.

“Para poder dar un real impulso internacional a los aeropuertos regionales, es necesario crear una nueva tasa de embarque internacional para los vuelos de corto alcance dentro de Sudamérica. Esto porque con el modelo low cost, los precios de los pasajes han bajado mucho y el alto valor de las tasas internacionales frenan la conectividad de las ciudades secundarias entre países vecinos”.

“Hoy tenemos una gran oportunidad para que países hermanos como Chile, Argentina, Perú y Bolivia se pongan de acuerdo en crear una nueva tasa de embarque regional que permita mejorar la conectividad de la región”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí