Una intensa investigación dirigida por la Fiscalía de Arica y desplegada en terreno de forma conjunta por personal de Carabineros de la Sección O.S.7 y funcionarios del Departamento de Inteligencia de la Armada de Chile, permitió detectar a un grupo de individuos que de manera organizada se dedicaban a la internación de sustancias ilícitas, y a bordo de un taxi realizaban la distribución a diferentes microtraficantes de la ciudad.

La indagatoria se encuentra en el marco de la investigación denominada “Ruta” del grupo especializado de antinarcóticos de la Policía Marítima, específicamente, como parte de una arista investigativa del denominado caso “Narco-loco” en la ciudad de Arica. Así, el trabajo conjunto policial permitió establecer el modo de operar de esta organización, además de dejar al descubierto que la droga que mantenían en circulación era proveniente del Perú.

Tras diversas diligencias que permitieron evidenciar que la organización mantenía en su poder dichas sustancias, fue durante la tarde del domingo recién pasado que se logró la captura de dos personas por el delito de tráfico de drogas y un tercer sujeto por microtráfico, todos de nacionalidad chilena y con antecedentes penales por los mismos delitos.

LA INCAUTACIÓN
Posterior a la detención, se procedió al allanamiento de los domicilios de los tres sujetos, operativo policial que se llevó a cabo por la Policía Marítima, Sección O.S. 7 y en conjunto con el Grupo de Operaciones Especiales de Carabineros (GOPE), logrando la incautación de diversas especies que acreditaron la participación de cada uno de ellos en los ilícitos investigados.

En total, se decomisó un kilo 23 gramos y 300 miligramos de pasta base de cocaína, 2 gramos y 400 miligramos de clorhidrato de cocaína, junto con 17 gramos y 900 miligramos de marihuana; además, se hallaron $684.800 pesos en dinero en efectivo, una pesa digital, un automóvil y 2 teléfonos celulares.

“Lo importante es que estas organizaciones utilizan el período de pandemia para seguir sus actividades, obviamente eludiendo los controles y aprovechando la falta de restricción que tiene el sistema de carga y desplazamiento de mercadería para seguir actuando como organización (…) Este es un procedimiento conjunto y se logra esta operación antidrogas que da cuenta del trabajo permanente y continuo que realizan las instituciones en contra del crimen organizado”, manifestó el general Rodrigo Cerda.

Durante la jornada de ayer, uno de los imputados fue formalizado por la Fiscalía de Arica por el delito de microtráfico, quedando con la medida cautelar de arresto nocturno. Por su parte, los otros dos sujetos fueron formalizados por el delito de tráfico de drogas, ante lo cual el ente persecutor logró la prisión preventiva para ambos.